HALLADO EN AUSTRALIA UN FRAGMENTO DEL LIBRO DE LOS MUERTOS

Fragmento del Libro de los Muertos
Crédito: Wikipedia Commons

Descubren en el museo de Queensland, un papiro que contiene fragmentos del libro de los muertos. El documento llevaba olvidado casi 100 años en los almacenes del museo. El hallazgo adquiere especial relevancia, ya que contiene alusiones a Amenhotep, el sacerdote y constructor del famoso templo de Amon-Ra en Karnak, hace 3400 años.

Ritual del pesado del corazón
Crédito: Wikipedia Commons
El comisario del Brithis Museum de Londres, John Taylor que se encontraba en Brisbane preparando una exposición, fue el responsable del descubrimiento.

Según informan medios australianos: los fragmentos del papiro habrían sido donados por una mujer al museo a principios del siglo XX. Tan trascendental documento habría sido almacenado y olvidado en los sótanos del museo hasta ahora.

Tras los primeros análisis científicos, los historiadores afirman que podría tratarse de una pieza clave para desentramar los misterios sin resolver del “Libro de los Muertos de Amenhotep”. Este puzle arqueológico contiene jeroglíficos en los que se puede reconocer el nombre del sacerdote y maestro constructor.

Osiris
Crédito: Wikipedia Commons
Para Taylor “no es el papiro de un cualquiera”. Amenhotep “fue uno de los principales funcionarios cuando Egipto estaba en los más alto de su esplendor. Un descubrimiento así sólo se produce una vez en la vida”, explicó el comisario británico.

El “Librode los Muertos” era conocido ya en la Edad Media, aunque sus secretos no comenzarán a ser descifrazos hasta el siglo XIX. Parte de él fue vendido a coleccionistas privados o museos. Consistía en una serie de sortilegios destinados a ayudar al difunto a superar el juicio de Osiris, y a asistirlos en su viaje por el inframundo.

Los responsables del proyecto se plantean fotografiar los delicados fragmentos, para unirlos posteriormente de forma digital a los que se conservan en los museos de Londres, Boston o Nueva York

Crédito: terraeantiquae.com
El director del museo Queensland, Ian Galloway, señaló que con el hallazgo quizás pueda aclararse algo más sobre la historia del intrigante relato. “Estamos increíblemente sorprendidos de que tuviéramos un objeto tan importante en nuestra colección”, añadió Galloway. Además destaca la labor de los antiguos trabajadores del museo por conservar los restos en tan buen estado.

Fuentes: www.emol.com, www.ablogabouthistory.com