Helsinki es un ciudad moderna y urbana, de más de 600000 habitantes, y el destino turístico más internacional de Finlandia.

Helsinki

Crédito: Dave Meler

Helsinki ofrece experiencias todo el año: más de 3000 acontecimientos, su carácter marítimo, un escaparate de la moda finlandesa, una cultura gastronómica en continua renovación, interesantes barrios y arquitectura, museos y cultura, y la mejor oferta cultural y nocturna de Finlandia.

El visitante no puede dejar pasar la oportunidad de sentarse sobre la impresionante escalinata de la catedral blanca. Desde allí podrá contemplar la Plaza del Senado con la catedral a sus espaldas. Desde allí podrá iniciar el paseo por el corazón de la capital finlandesa. Junto a la plaza del Senado encontrará Torikorttelit, donde recorrerá un sinfín de tiendas de artesanía y diseño con sello personal. También puede aprovechar para hacer una breve pausa en alguno de los acogedores cafés de la zona. Al otro lado de Torikottelit nos encontramos con la Plaza del Mercado con un animado ambiente comercial.

Sabías que… una de las formas de disfrutar de Helsinki es a través de sus tranvías. Las líneas 2 y 6 ofrecen hermosas rutas que recorren barrios como el bohemio Kallio, la zona de diseño de Arabia, el distrito de Töölö o el barrio de Eira.

En 1812 Helsinki fue nombrada capital del Gran Ducado. La sobriedad y elegancia nórdicas son elemento típicos de la arquitectura de la ciudad. Los alrededores de la plaza del Senado constituyen un conjunto neoclásico único. En el centro histórico el visitante podrá disfrutar de numerosos edificios que reproducen diferentes estilos arquitectónicos históricos. Desde el neorrenacimiento hasta el romanticismo nacional, pasando por la arquitectura de madera o el modernismo. Uno de los barrios más controvertidos de Helsinki es el de Merihaka, en Hakaniemi. Esta zona construida hace cuarenta años es un ejemplo de la arquitectura de hormigón de la década de los 70´, en lo mejor y lo peor.

La capital finlandesa es una ciudad que abraza el mar.
Helsinki

Crédito: Dave Meler

El litoral de Helsinki es tan extenso que recorrerlo es toda una experiencia. Uno puede disfrutar del ambiente marítimo en muchos de los restaurantes que hay en las islas. Estos restaurantes constituyen una oferta propia del verano en Helsinki. Permiten gozar de una buena cena y de un magnífico paisaje al mismo tiempo. No debe perderse la experiencia de los famosos cruceros con almuerzo y cena, que zarpan desde la Plaza del Mercado. Aunque desde luego uno de los mejores lugares para contemplar el mar es la isla fortaleza de Suomenlinna. Y para los más aventureros existe la oportunidad de recorrer la costa en kayak, piragua o disfrutar de la experiencia de remar de pie sobre una tabla de surf…

Suomenlinna es una fortaleza marítima, fundada en 1748, en una isla en frente de Helsinki donde se pueden percibir influencias orientales y occidentales. La fortaleza ha adquirido su forma actual a través de diferentes fases de la historia, como parte del sistema defensivo de Rusia, Suecia y Finlandia. Y en 1991 fue declarada por la UNESCO patrimonio mundial.

Si visita Helsinki no deje pasar la oportunidad de llevarse un recuerdo original: artesanía, artículos de diseño finlandés, moda ecológica y mucho más… Y si desea relajarse podrá encontrar un sinfín de posibilidades, paseos a pie o en bici, excursiones a los cercanos parques nacionales, saunas, spa o piscinas de época completan la amplia oferta de una ciudad vibrante que no te dejará indiferente.

Helsinki

Crédito: Dave Meler

Imágenes | Dave Meler

Fuentes | Turismo de Helsinki