Autorretrato de Van Gogh

Autorretrato de Van Gogh
Crédito: Dave Meler

iHA Viajes se desplaza hasta Keukenhof el jardín/exposición floral más grande del mundo.

2015 es el año de Van Gogh en Keukenhof. El famoso pintor holandés ha servido de inspiración para exposiciones de flores y el nuevo jardín selfie de este particular festival del tulipán. Lo más destacado ha sido el espectacular mosaico de bulbos de flores donde destacaba el autorretrato de Vincent van Gogh a base miles de tulipanes. Esta primavera los jardines de Keukenhof han abierto al público con más de 7 millones de bulbos en flor, más de 800 tipos diferentes de tulipanes. Una experiencia única e inolvidable.

El nombre de procede del juego de palabras Keuken (cocina) y Hof (jardín) o “jardín de la cocina”. El lugar donde se ubican actualmente los jardines de Keukenhof, fueron inicialmente terrenos de caza durante el siglo XV. Pero posteriormente sirvieron como zona de cultivo para todo tipo de plantas, especias y hierbas empleadas en la cocina del castillo de Jacoba de Baviera (15 de julio de 1401 – 8 de octubre de 1436), condesa de Henao, de Holanda, de Zelanda y Señora de Frisia. El parque actual forma parte de la extensa finca del castillo de Teylingen, lugar de residencia de la última condesa “autónoma” e hija del duque Guillermo II de Baviera. Desposeída de la mayor parte de sus tierras y títulos, murió de tuberculosis en Teylingen. La zona se encuentra rodeada de un área de bellos bosques y dunas vírgenes al noroeste de Holanda. Tras el fallecimiento de Jacqueline de Baviera, Keukenhof fue a parar a manos de una rica familia de comerciantes. Pero fueron finalmente el barón y la baronesa Van Pallandt quienes decidieron remodelar el entorno y encargaron a los arquitectos paisajísticos J.D. y L.P. Zocher, creadores del parque Vondelpark en Ámsterdam, un proyecto para un espectacular jardín alrededor del castillo. El diseño se realizó siguiendo el estilo de los grandes jardines paisajísticos ingleses. Ésta sigue siendo, hoy en día, la esencia de Keukenhof.

En 1949, tras la II Guerra Mundial, por iniciativa del entonces alcalde de Lisse y de varios destacados cultivadores y exportadores de bulbos de la región, se organizó allí la primera exposición floral al aire libre. Más de 200000 visitantes acudieron a visitar la exposición para asombro de propios y extraños. Y el evento creció hasta convertirse en una feria anual, que ha acabado por atraer numerosos visitantes de todo el mundo. Así es como Keukenhof se convirtió en el parque floral más importante del mundo.

Sabías que… Sorprendentemente, el tulipán que se ha

Jardines de Keukenhof

Jardines de Keukenhof
Crédito: Dave Meler

convertido en el símbolo más reconocible de Holanda no es originario de los Países Bajos. Sino que fue importado de Turquía en el siglo XVI. Cautivados desde el primer momento por la belleza de esta flor, los holandeses están dispuestos a gastar grandes sumas de dinero en busca del ejemplar perfecto. Hoy es uno de los principales activos de exportación de la economía holandesa.

En la actualidad el parque pertenece a una fundación y está compuesto por 32 hectáreas con más de 15 kilómetros de senderos lleno de tulipanes, jacintos, narcisos y otros bulbos en flor. El momento culmínate de este festival de las flores es la Flower Parade en la que cada año carrozas decoradas con tulipanes recorren más de cuarenta kilómetros desde Nordwijk hasta Harleem. Más de un millón de personas visitan cada año Keukenhof, para admirar el espectáculo de interminables campos de tulipanes, convirtiéndolo en una de las atracciones turísticas más populares en Holanda, y uno de los más lugares fotografiados en Europa. Keukenhof se ha convertido en una especie de parque temático de la horticultura, con restaurantes, tiendas, exposiciones y zona de juegos para niños. Más de 7 millones de bulbos de todos los colores y variedades imaginables florecen en sus jardines cada primavera. .El parque permanece abierto desde mediados de marzo hasta mediados de mayo de cada año. En 2015 el Keukenhof se abre desde el 20 de marzo hasta el 18 de mayo.

Fuentes| Keukenhof

Viedo| Keukenhof

Imagenes| Dave Meler