Asedio de Laquis

Asedio de Laquis, Un Ángel detiene a las tropas Asirias. Leyenda Judía.
Crédito: W. Commons

Las investigaciones del profesor Jamie Hacker Hughes, de la Universidad Anglia Ruskin, y el Dr. Walid Abdul-Hamid, Psiquiatra Consultor en la North Essex Partnership University NHS Foundation Trust, han descubierto que soldados en el antiguo Irak también sufrían de trastorno de estrés postraumático (TEPT) hace 3.000 años. La investigación sugiere dicho trastorno existía en el mundo antiguo. Este trabajo, titulado “Nada nuevo bajo el sol: los trastornos de estrés postraumático en el mundo antiguo”, evidencia que los traumas por conflictos bélicos ya estaban presentes en Mesopotamia (antiguo Irak) durante la dinastía asiria (1300-609 a.C). Los textos analizados mencionan del Rey de Elam que su «mente cambió«, lo que significa que se perturbó. Los investigadores sostienen que podría haber estado sufriendo de trastorno de estrés postraumático. El trauma también fue sufrido por los soldados asirios llamados a luchar en batallas durante su servicio militar. Los co-autores del estudio sugieren que esto fue la causa de los trastornos de estrés postraumático.

El documento señala que mientras que la tecnología moderna ha aumentado la eficacia y los tipos de armamento, «los soldados antiguos se enfrentaban al riesgo de sufrir lesiones o incluso la muerte a través de afiladas espadas, del golpe de una piedra arrojada con una honda o mediante lluvias de puntas de flechas o fuego. El riesgo de muerte y el testimonio de los compañeros soldados parece haber sido una importante fuente de traumas psicológicos. Además la posibilidad de muerte por lesiones, que hoy en día se puede tratar con cirugía, debe haber sido mucho mayor en esos días. Todos estos factores contribuyeron a que los soldados sufrieran trastornos psiquiátricos de estrés postraumático u otros derivados de la experiencia en el antiguo campo de batalla«.

Los investigadores también examinan cómo sus coetáneos encontraban difícil de diagnosticar estos traumas, así como tratarlos en consecuencia debido a la falta de entendimiento.

Profesor Jamie Hacker Hughes

Profesor Jamie Hacker Hughes
Crédito Anglia Ruskin university

«Durante muchos años, a menudo se ha señalado que la primera evidencia documentada de los síntomas post-traumáticos se remonta a la batalla de Maratón, según la crónica del historiador Heródoto. Según la cuál la compañía ateniense de lanceros Epizelus sufrió de mutismo congénito tras la batalla. Este documento, y la investigación en la que se basa, demuestran que los síntomas postraumáticos psicológicos después de una batalla fueron evidentes en la Antigüedad. Mucho antes de época griega o romana, antes del tiempo de Abraham y los reyes bíblicos David y Salomón, o de la época de los faraones. Realmente no hay nada nuevo bajo el sol.»

Jamie Hacker Hughes

Especialmente significativo es que esta evidencia proviene de la zona conocida como la cuna de la civilización.

El artículo completo se puede leer aquí

Fuentes|Anglia Ruskin University