Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo
Crédito: Dave Meler

Denominada la Atenas del Norte, Edimburgo es considerada una de las ciudades más bellas de Europa. La capital de Escocia es un lugar cargado de encanto, repleto de estrechos callejones adoquinados, rincones oscuros que fueron escenario de las más terribles historias, preciosos edificios y jardines, así como una infinidad de interesantes museos con entrada gratuita.

Cariñosamente apodada «Auld Reekie» (vieja chimenea), por la gran cantidad de chimeneas humeantes que coronaban los tejados de los edificios manteniendo las casas calientes, es uno de los destinos turísticos más importantes de Europa. A menudo se refieren a ella como la Ciudad de la Literatura, esta ciudad  escocesa combina las influencias de lo moderno y las costumbres de lo antiguo para formar la metrópoli perfecta. Con numerosas atracciones como museos, parques, palacios y restaurantes, Edimburgo es el destino perfecto para la relajación y el rejuvenecimiento del alma.

La economía en Edimburgo es una de los más fuertes y prósperas en el Reino Unido. Basada principalmente en torno al sector servicios, las áreas clave de crecimiento incluyen la investigación, la educación, la banca y el turismo. Este último es uno de los segmentos más importantes y atrae importantes ingresos, ya que la ciudad es el destino turístico más popular de Escocia. Con una red de conexiones envidiable, cada año los visitantes acuden en masa, entre otras razones, para el famoso Festival de Edimburgo.

Una de las atracciones que no se puede perder si visita la ciudad es el famoso castillo de Edimburgo. Es una maravillosa pieza de arquitectura situado en la cima de Castle Rock, desde donde domina toda la ciudad. El castillo ha sido el centro de numerosos conflictos a lo largo de la historia y ha sido asediado sin éxito y con éxito en varias ocasiones. La fortaleza es uno de los símbolos más reconocibles de Edimburgo. En su interior podrá encontrar las joyas de la corona junto a la mítica piedra del destino.

Sabias que… según la leyenda: «El destino ha designado, que doquiera encuentren/los escoceses esta piedra/ahí ocuparán ellos el Trono».

Le recomendamos que planee su viaje a Edimburgo a finales de año para experimentar las celebraciones de “Hogmanay”, que según la tradición escocesa inaugura el Año Nuevo. Se trata de uno de los innumerables atractivos turísticos de la ciudad. Este evento festivo se abre cada año con un desfile fascinante de luces de antorcha en el último día del año. La multitud camina por la Plaza del Parlamento creando la impresionante ilusión de un río de fuego. El día concluye con espectaculares fuegos artificiales y un espectáculo nocturno de luces, que también significa el comienzo de la gala de Nochevieja. Edimburgo es uno de esos destinos perfectos para familias, ya que ofrece una variedad de actividades para personas de todas las edades. Los niños podrán disfrutar de una visita al famoso zoológico de Edimburgo, que tiene algunos de los animales más fascinantes y más raros del planeta. También hay numerosos parques nacionales y jardines donde las familias pueden disfrutar de un soleado día con un almuerzo campestre.

Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo
Crédito: Dave Meler

La mejor época para viajar a Edimburgo sería entre los meses de mayo a septiembre, cuando el clima es agradable y confortable. Sin embargo, el clima en Edimburgo intercambia días de lluvia y sol, independientemente de las estaciones. Durante el verano, las horas de luz son considerablemente largas, con una puesta de sol que se puede posponer hasta las 23:00. Para los amantes de la buena comida se trata de un destino fascinante debido a los numerosos restaurantes que salpican las calles y avenidas de la ciudad. El visitante encontrará una gran variedad de platos que se adaptan a todos los paladares. Desde restaurantes con estrellas Michelin a puestos de comida callejeros para relamerse los labios. Pero no abandone Edimburgo sin descubrir Los Lothians, a las afueras de la ciudad, imponentes paisajes, una arquitectura espectacular, buena gastronomía y bellos bosques y costas.

Sin duda, la capital mundial de los festivales, Patrimonio de la Humanidad con atractivos turísticos de primera y fantásticas actividades al aire libre, Edimburgo y Los Lothians son un destino que todo el mundo debería visitar.

Fuentes| Visit Scotland, Ruta Escocia, BookCityTours

Imágenes| Dave Meler