Piedras solares

Crédito: LiveScience

A pesar de su fama de saqueadores despiadados, los vikingos, también fueron unos marinos muy habilidosos capaces de cruzar el Atlántico casi en línea recta. Nuevas investigaciones sobre la mítica piedra solar vikinga pueden demostrar que este pueblo nórdico fue capaz de usar el sol para orientarse aún cuando se había puesto en el horizonte.

Los restos del disco Uunartoq, que fueron encontrados en Groenlandia en 1948 en un convento del siglo XI, podrían ser los restos de una supuesta brújula empleada por los vikingos en su viaje entre Noruega y Groenlandia (2500 kilómetros). Aunque sólo se han recuperado la mitad del disco de madera, se estima que tenía un diámetro aproximado de 7 centímetros, con un eje central que habría indicado un punto cardinal.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que a pesar de que los discos podría haber funcionado como una sola entidad, sería más probable que fuera utilizada junto a otras herramientas. Permitiendo la orientación de los navíos incluso cuando el sol estaba oculto o bajo el horizonte.

«Cuando el sol está bajo en el horizonte, ni siquiera la sombra de un objeto pequeño puede mostrarse en un tablero, y este tipo de situaciones son frecuentes en los mares del norte«, dijo el coautor del estudio, Balázs Bernáth.

Disco de Uunartoq

El disco Uunartoq fue descubierto en un convento del siglo XI en Groenlandia en 1948.
Crédito: LiveScience

Los investigadores creen que, para localizar el sol después de la puesta del sol, los vikingos podrían haber utilizado piedras de calcita que producen patrones cuando están expuestos a la polarización de los rayos UV de la luz del sol. Cuando los cristales se alzan al cielo, la orientación de estos patrones emitidos dentro de la piedra puede ayudar a determinar la posición del sol en el horizonte. Las míticas piedras solares vikingas. Una vez localizada la posición del sol los marinos habrían empleado el disco para determinar la dirección a seguir. Según las pruebas realizadas los vikingos habrían podido navegar con un margen de 4 grados de error. Un dato mucho mejor que el de cualquier otro sistema de navegación astronómico del momento. El sistema sería efectivo hasta 50 minutos después de la puesta de sol.

A pesar de la falta de evidencias físicas el equipo de investigadores se ha basado en los testimonios de los denominados paganos. Esto demuestra que a pesar de su fama de ladrones y saqueadores los vikingos también podían ser sofisticados.

Fuentes| Acheaology, LiveScience