Palacio Nacional da Pena

Palacio Nacional da Pena
Sintra (Portugal)
Crédito: W. Commons

El “paisaje cultural” de Sintra ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por el valor de sus edificios, parques y jardines, donde arquitectura y naturaleza conforman un conjunto de belleza única, amado no solo por turistas y visitantes modernos, sino también por artistas y escritores, tanto portugueses como extranjeros, que visitaban la localidad en el pasado. Uno de los monumentos más famosos de Sintra, considerada importante centro de la arquitectura romántica en el siglo XIX, es el Palacio da Pena. Situado en una de las cumbres de la Sierra de Sintra, este palacio constituye una de las mejores muestras de arquitectura romántica portuguesa. Sintra es una de las excursiones clásicas para quienes pasan sus vacaciones en Lisboa, ya que se encuentra a solo 33 kilómetros de la capital de Portugal: es posible alojarse en uno de los hoteles o apartamentos en Lisboa (eligiendo entre las ofertas de portales como este) y hacer una excursión de un día; otra opción es recorrer un itinerario más largo, que pase por Sintra y llegue hasta la costa. De hecho, en este tramo de litoral, a tan solo 20 kilómetros de Sintra, se encuentran algunas de las playas más bonitas de la región, como la playa Grande o la playa de las Maçãs.

Palacio Nacional de Mafra.

Palacio Nacional de Mafra.
Crédito: W. Commons

Un poco más lejos, a unos 50 kilómetros al norte de Lisboa, se encuentra Ericeira, localidad de la costa muy apreciada por los amantes del surf. Ericeira es famosa por las playas de la zona, entre las que algunas de las más conocidas son la de S. Sebastião, la de S. Lourenço, la de la Foz do Lizandro y la playa de Ribeira d’Ilhas, esta última muy amada por los aficionados al surf. Quien viaje a Ericeira puede visitar también Mafra, a unos diez kilómetros de distancia, donde se encuentra uno de los monumentos más importantes del barroco portugués. Se trata del Palacio Nacional de Mafra, también llamado Convento de Mafra: el conjunto monumental, cuya construcción terminó en 1744, cuenta con una superficie de 40.000 metros cuadrados y su biblioteca, con una colección de más de 38 mil volúmenes, es considerada una de las más bellas de Portugal.

En esta región, que comprende diez municipios, la localidad más famosa es Tomar, donde se encuentra el Convento de Cristo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En Portugal la Orden de los Templarios, que jugó un papel fundamental en la reconquista, durante la segunda mitad del siglo XII, dejó un importante patrimonio histórico y monumental. Su principal fortaleza fue precisamente la de Tomar. Otros importantes monumentos en la región son el castillo de Torres Novas y de Sertã, la Iglesia Matriz de Sardoal y la Iglesia de S. Pedro de Sertã. En la zona se encuentran también destacados espacios naturales, como la Reserva Natural Paúl do Boquílobo.

Fuentes| W.Commons