Vista aérea

Vista aérea
Crédito: zweek

Arqueólogos chinos descubren fortificaciones neolíticas de 4.000 años de antigüedad. La semana pasada los arqueólogos del país asiático anunciaron el descubrimiento, en la provincia noroccidental china de Shaanxi, de lo que parecen ser parte de las fortificaciones de la ciudad neolítica más grande de China descubierta hasta ahora.

Las ruinas desenterradas revelan la estructura de dos torres o almenaras de sección cuadrada así como parte de la muralla de la ciudad de Shimao. La estructura de una de las torres tiene más de 18 metros de largo, 16 metros de ancho y cuatro metros de altura, mientras que la otra mide 11,7 metros de largo, a unos 10 metros de ancho y tres metros de altura, según informó el subdirector del instituto arqueológico al cargo de las excavaciones. Para los investigadores se trata de un gran avance. Este descubrimiento va a contribuir en gran medida incrementar los conocimientos sobre la investigación arqueológica en las antiguas fortificaciones chinas.

Las ruinas de Shimao se encontraron por primera vez en 1976 en forma de una pequeña ciudad. Pero las autoridades arqueológicas identificaron las ruinas como parte de una ciudad mucho más grande – la más grande de su tipo desde época neolítica -. El año pasado finalmente se pudieron establecer las medidas exactas de la antigua ciudad de china. Se ha establecido que la ciudad tiene un área central, con infinidad de estructuras internas y externas. Las murallas que rodean la ciudad exterior abarcan un área de aproximadamente 4,25 kilómetros cuadrados. Los arqueólogos afirman que fue construida hace unos 4.300 años para ser abandonada cerca de 300 años más tarde, durante la dinastía Xia, la primera dinastía en China que se describe en las crónicas históricas antiguas.

Fuentes| zweek