Crédito: LiveScience

Crédito: LiveScience

Descubren una ciudad de más de 2000 años al noroeste del Mar de Galilea, en el valle de Ginosar en Israel. Los investigadores de la Univesidad de Reading, en el Reino Unido, creen que podría tratarse de la bíblica ciudad de Dalmanuta. Descrita en el Evangelio de San Marcos como la ciudad a la que Jesús viajó tras el milagro de los panes y los peces en el que alimentó a cuatro mil personas.

Crédito: LiveScience

Crédito: LiveScience

Hace dos décadas los arqueólogos descubrieron el armazón de un barco hundido en el litoral de la costa, que también data de hace dos mil años. Por lo que se baraja que los hallazgos estén relacionados. Las evidencias encontradas hasta el momento hacen pensar a los investigadores que se trataba de una ciudad próspera con acceso en sus playas para el desembarco de navíos. Los restos arquitectónicos y la cerámica sugieren que tanto judíos como comunidades politeístas convivieron en la ciudad.

La ciudad recién descubierta se encuentra a tan sólo ciento cincuenta metros de la moderna ciudad de Migdal. Los terrenos que separan ambos asentamientos contienen cientos de piezas de cerámica que datan entre el siglo I a.C. y el siglo V d.C. Lo que demostraría que la ciudad habría estado en uso en tiempos del Imperio Bizantino. Entre los hallazgos se han encontrado teselas y fragmentos de vasijas de piedra caliza, «asociados las prácticas de pureza judías en el período romano temprano», según el profesor Dark, arqueólogo británico.

Crédito: LiveScience

Crédito: LiveScience

Sin embargo, algunos de los descubrimientos más impresionantes no se hicieron en los campos, sino en la propia ciudad de Migdal. Los arqueólogos encontraron docenas de tesoros arqueológicos (fragmentos de columnas, capiteles…) en los jardines de la ciudad. En uno de los casos encontraron más de cuarenta bloques de piedra de basalto en un solo jardín. También se ha descubierto un altar pagano, de piedra caliza, empleado en rituales religiosos politeístas. Estos indicios fueron los que llevaron a los arqueólogos al nuevo descubrimiento.

Dalmanuta sólo se menciona brevemente en el Evangelio de Marcos. El evangelio dice que después de alimentar a 4.000 personas, multiplicando milagrosamente los panes y los peces, Jesús  “enseguida subió a la barca con sus discípulos y fue a la región de Dalmanuta. Entonces llegaron los fariseos, que comenzaron a discutir con él; y, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Jesús, suspirando profundamente, dijo: «¿Por qué esta generación pide un signo? Les aseguro que no se le dará ningún signo». Y dejándolos, volvió a embarcarse hacia la otra orilla.” (Marcos 8:10-13)

Todavía no se tienen indicios evidentes para firmar que el yacimiento arqueológico corresponda a la ciudad de Dalmanuta. Tan sólo se pude determinar que se trata de un prospero asentamiento del siglo I d.C. Aunque algunos investigadores creen que finalmente se podrá vincular el hallazgo con la bíblica ciudad.

Fuentes| LiveScience

En colaboración con iHistoriArte| Redacción

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse