Vista aérea de París Crédito: photopin

Vista aérea de París
Crédito: photopin

¿Primera vez en París? Vamos a ver cuales son algunos de los lugares ‘imperdibles’ de la capital francesa, aunque todo depende de tus preferencias y de la duración de tu estancia en la capital francesa. Sin embargo, también quienes van a pasar solo un fin de semana en París pueden por lo menos empezar a conocer esta ciudad de maravillas. Lo importante es planificar bien el viaje y el itinerario, de acuerdo a tus intereses y, sobre todo, dejar algún tiempo para descansar, admirar y contemplar con calma la belleza y la atmósfera de la ciudad. No tengas prisa: por cierto, volverás.

Empezamos en el corazón de la ciudad, el lugar donde todo comenzó, es decir, Ile de la Cité: esta pequeña isla del río Sena constituye el núcleo originario de París. En Ile de la Cité se encuentran ubicados monumentos y lugares tan emblemáticos como la Catedral de Notre Dame, que es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo, la Sainte-Chapelle, otro templo gótico, y la Consirgerie.

Museo del Louvre Crédito: photopin

Museo del Louvre
Crédito: photopin

Si desde Ile de la Cite vamos a la orilla derecha del río Sena, encontramos una de las calles más famosas de la ciudad: rue de Rivoli, lugar perfecto para ir de compras o comer en uno de sus numerosos locales y restaurantes. En esta parte de la ciudad se extiende uno de los barrios más sugestivos de París, Le Marais, con la maravillosa place des Vosges. Sugestivas y estrechas calles, elegantes mansiones y palacios testimonian la historia del barrio, que en el siglo XVII se había convertido en la zona residencial favorita de la nobleza parisina. Si buscas un lugar donde estar en la Marais, puedes echar un vistazo a la web de alquiler Housetrip.

Sin embargo, en la misma área se encuentra uno de los elementos más atrevidos y modernos de la ciudad, el Centro Pompidou, que alberga varias instituciones culturales, entre las que destaca el importantísimo museo dedicado al arte contemporáneo. Recorriendo rue de Rivoli, se llega a otro museo, que no es simplemente “un” museo: el Louvre, el museo más visitado del mundo. Al final, rue de Rivoli desemboca en place de la Concorde, la segunda plaza más grande de toda Francia, donde empiezan los célebres Campos Elíseos, lugar de las compras exclusivas por excelencia.

La Torre Eiffel Crédito: photopin

La Torre Eiffel
Crédito: photopin

En cambio, si desde Ile de la Cité vamos a explorar la orilla izquierda del río Sena, encontramos uno de los barrios más sugestivos y emblemáticos de la capital francesa: el barrio Latino es el barrio de la Sorbona, el barrio de estudiantes e intelectuales, de librerías, cafés y espacios creativos. A lo largo de la ribera del río se encuentra el museo que, junto con el Louvre y el Pompidou, completa la triada de los magníficos de París, es decir el museo de Orsay, una visita imprescindible especialmente para los aficionados al arte impresionista. En esta parte de la ciudad está ubicado también uno de los lugares más amados por los parisinos, es decir el Jardín del Luxemburgo. No muy lejos se encuentra otro lugar emblemático, Montparnasse.

Te habrás dado cuenta de que todavía no hemos mencionado dos de los símbolos de la ciudad, la torre Eiffel y Montmartre, con la basílica del Sacré-Coeur, que domina desde la cima de la colina, con su cúpula blanca. El hecho es que a los lugares anteriormente mencionados se puede llegar a pie sin problemas, mientras que la torre Eiffel, por un lado, y Montmartre, por otro, se encuentran más lejos. Mejor y más cómodo ir en metro.

Fuentes| photopin, Oficina de Turismo de Francia

En colaboración con iHistoriArte| Paco Blanco

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse