Crédito: Carlos Lasierra

Crédito: Carlos Lasierra

De todos es conocido cómo se utilizaba la pintura y la escultura aplicadas en las iglesias ya desde el periodo románico. El pueblo llano no sabía leer en su gran mayoría y era el método para explicar las escrituras sagradas, vidas de santos, mandamientos de la Iglesia…. Esos colores vivos y llamativos de las pinturas murales del románico en el interior de los templos los podemos trasladar al exterior con esas portadas abarrotadas de esculturas. Aunque hoy en día ya han perdido en su mayoría la policromía, hubo un tiempo en que sí la tuvieron en vivos y llamativos colores.

Crédito: Carlos Lasierra

Crédito: Carlos Lasierra

Esta forma de expresión continúa, cómo no, en el gótico y perdurará por los siglos, pasando por el renacimiento, barroco… y hasta bien entrado el siglo XX. Los juglares y cuenta-cuentos extendían sus telones con dibujos para narrar las aventuras o desventuras de caballeros y personajes míticos, por las plazas de los pueblos. Así la iglesia despliega su doctrina con los ‘cómics’ en sus portadas, muros y retablos. Un ejemplo muy popular, muy expresivo y comprensible, lo tenemos en el retablo de la Virgen del Rosario en la iglesia parroquial de Orcajo (Zaragoza).

El retablo de la Virgen del Rosario procede de la  ruinosa ermita de su mismo nombre. Ha sido colocado justo antes de llegar al coro, a los pies de la nave central de la iglesia parroquial de San Bernabé. Se trata de una colorista obra barroca, de los siglos XVII y XVIII, realizada en madera sobredorada y policromada. Contratado por Jerónimo de Laguardia en 1595. Se distingue una división muy marcada entre el banco, cuerpo central y remate o ático:

Crédito: Carlos Lasierra

Crédito: Carlos Lasierra

El banco guarda cinco casas con temas relacionados con la vida de Cristo, alusivos al Rosario y la Virgen. En el cuerpo central destaca la calle principal con la escultura de la Virgen del Rosario, adornada con las rosas a su alrededor de las que ha perdido casi la mitad de la orla. A ambos lados dos calles más y el ático. Es una obra popular, pero no carente de calidad, y realizada por la misma mano que hizo un retablo similar para la Iglesia de San Martín del Río (Teruel). Las casas del banco están ocupadas por las siguientes escenas: La Anunciación, La Visitación, una hornacina de la que ha desaparecido la escultura y en el centro La Natividad, otra hornacina vacía da paso a la Epifanía, y la última representa a Jesús predicando en el Templo.

En el cuerpo central a la derecha de la Virgen se encuentra la Circuncisión y la Oración en el Huerto, y sobre ellas Cristo con la Cruz a cuestas y la Resurrección. Al otro lado Cristo atado a la columna, Cristo con la corona de espinas, La Crucifixión y la Ascensión.

Y ya formando el ático, en el centro la Coronación de la Virgen entre Dios Padre y Dios Hijo, bajo la paloma del Espiritu Santo, a su derecha Pentecostés y a su izquierda la Asunción de la Virgen María.

Crédito: Carlos Lasierra

Crédito: Carlos Lasierra

Son grupos de esculturas pequeñas que se adaptan al breve espacio que tienen, representando una escena, que reproduce fielmente lo narrado en los textos sagrados. Vemos rostros con ternura en la Virgen, dulzura en Jesús niño, rabia, saña y hasta mofa en los soldados romanos, espiritualidad en las representaciones de Dios Padre o en la oración en el huerto. En definitiva, sencillez cargada de emotividad que mueve a la devoción, fin mismo de la obra.

Las calles del retablo se enmarcan entre columnas estriadas rematadas por capiteles jónicos, y el resto de la mazonería se ve totalmente decorada con motivos platerescos de candelieri, flores, roleos, frutas…El cuerpo central del ático se remata con un arco decorado con casetones, que guardan flores y un tímpano (perdido en parte durante su estancia en la ermita, aunque ahora ha sido recompuesto).

Bibliografía| ABBAD RÍOS, Francisco, Catálogo Monumental de España, ZARAGOZA. ARCE OLIVA, E., “Actividad de escultores de Calatayud  en Daroca y el Alto Jiloca a fines del siglo XVI y comienzos del XVII”, Actas del V Coloquio de Arte Aragonés, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1989, pp. 11-36. ESTEBAN LORENTE, Juan F. y otros, Inventario artístico del Partido Judicial de Daroca. (1975-1980) Revisado y redactado por Fabián Mañas Ballestín, en 1999. (Inédito). LASIERRA GÓMEZ, CARLOS: “Las iglesias mudéjares del siglo XVI en la histórica Comunidad de Daroca” Centro de estudios darocenses. IFC. Daroca 2009. LASIERRA GÓMEZ, CARLOS,”Pioneros en Orcajo» Bubok 2009. LASIERRA GÓMEZ, CARLOS:”Un paseo por Balconchán y Orcajo» Bubok 2010. LASIERRA GÓMEZ, CARLOS:”Orcajo, su iglesia, sus ermitas”. Bubok 2012.

En colaboración con iHistoriArte| Carlos Lasierra

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse