medici

Un retrato de Giovanni de Medici.
Crédito: Getty Images

El legendario guerrero renacentista Giovanni de Médicis, Juan de Médici, también conocido como «Giovanni dalle Bande Nere» por las bandas negras de luto que portaba tras la muerte del Papa León X, no murió de una pierna mal amputada como se ha creído hasta ahora, sino de una infección

El cuerpo del comandante del siglo XVI fue exhumado en noviembre pasado de su tumba en la capilla de los Médici en Florencia, junto a los restos de su esposa, Maria Salviati. La pareja se casó en 1516, con tan sólo 17 años ella y 18 años él. Fruto de su matrimonio nacerá Cosme I, que reinó como el primer Gran Duque de Toscana.

medici 2

Cuerpo exhumado de Giovanni de Médicis.
Crédito: Gino Fornaciari

El proyecto ha sido dirigido por Gino Fornaciari, profesor de antropología forense y director del Museo de patología en la Universidad de Pisa. La exhumación, destinada a establecer si la cirugía realizada en el célebre ‘condottiero’ (mercenario), se ha realizado correctamente.

A pesar de que había adquirido una reputación de invencibilidad, Juan de las Bandas Negras (1498-1526) murió a los 28 años, tras ser golpeado por una bala de cañón, en Lombardía. Mientras combatía las tropas imperiales que marchaban al saqueo de Roma. Según cuentan las crónicas, cuando la bala impactó contra su pierna derecha, el condottiero fue trasladado al palacio del marqués Luigi Alessandro Gonzaga en Mantua. Su médico apremiado por la gangrena decidió intervenir amputando la extremidad.

«Hasta ahora se creía que la amputación no se había realizado correctamente. Amputando la pierna por debajo de la herida. Esto habría significado una sentencia de muerte para Giovanni«, declaró Fornaciari.

Pero el cirujano fue acusado injustamente, explicó Fornaciari, los investigadores no encontraron signos de lesiones por encima de la amputación. La bala de cañón había amputado parcialmente el miembro, el médico sólo tuvo que concluir la amputación y limpieza del tocón.

Según un informe del poeta Pietro Aretino, amigo íntimo de Juan de Médici y testigo ocular de la cirugía, 10 hombres fueron llamados para mantener sujeto al guerrero durante el proceso.

Retrato de María Salviati junto a su hijo Cosme. Crédito: Wikipedia Commons

Retrato de María Salviati junto a su hijo Cosme.
Crédito: Wikipedia Commons

«Ni siquiera 20, dijo Giovanni sonriendo-, me podrían sostener. Y él tomó una vela en la mano, para que pudiera hacer la luz sobre sí mismo«, escribió Aretino.

A pesar de su comportamiento estoico durante la cirugía, Juan murió cinco días después, el 30 de noviembre de 1526. El cirujano poco pudo hacer, la gangrena estaba muy avanzada. «Encontramos muchas hernias vertebrales, consecuencia de llevar armaduras pesadas«, añadió Fornaciari.

Los investigadores también descubrieron que Maria Salviati, esposa de Giovanni, sufría de una grave enfermedad parodontal. Aunque la causa de su muerte fue probablemente una sífilis terciaria del hueso, como se muestra a partir de lesiones craneales. «En esa época era una enfermedad muy común. Lo más probable es que ella contrajo la enfermedad de su marido«, declaró el antropólogo forense.

Fuente| news.discovery

En colaboración con iHistoriArte| Dave Meler

Síguenos también en: FacebookTwitter o Google+