16/May/2012
Tres son las propuestas literarias que os acercamos hoy de cara a este fin de semana, ¡esperamos que os gusten…!


Una fotógrafa de guerra que huye para olvidar.
Un criminal sanguinario a quien se creía muerto.
Dos rostros que se enfrentan a los terrores de su pasado..
Dos policías, Daniel Isay y Sailesh Mathur, y una ex fotógrafa de guerra, Erin Sohr, buscan a un escurridizo criminal del conflicto de los Balcanes, apodado «Viktor», que está asesinando en Manhattan a importantes cabecillas de mafias de Europa del Este. Mientras los policías tratan de detener una escalada de crímenes, la búsqueda de «el rostro del terror» de Viktor, que realizó auténticas barbaridades durante la guerra, es la excusa para que Erin regrese a Sarajevo. Allí, tendrá que enfrentarse a los terribles recuerdos de su experiencia como fotógrafa de guerra durante el conflicto de los Balcanes y responder a la pregunta: ¿cuál es el verdadero rostro del mal?

En su nueva novela, Ignacio del Valle guía al lector por un escalofriante y muy documentado viaje a las entrañas de las mafias rusas, el tráfico de drogas y armas, la corrupción política y otras consecuencias de un conflicto bélico cuyas repercusiones todavía sufren miles de personas. Con un magistral estilo y un dominio prodigioso de la tensión narrativa, Del Valle ha escrito un thriller de violencia, amor y redención sobre las máscaras que todos usamos para ocultar nuestra verdadera identidad. Busca mi rostro supone su consagración como uno de los autores españoles más importantes del momento.

Catorce cuentos.
Cada uno de los relatos es un homenaje: a un programa de radio, a una secta, a una leyenda urbana, a la mujer que cuida de un anciano, a la utopía, al policía anónimo que vigila por nuestro bienestar moral, a la crueldad que cobijamos en nuestro interior, al amor del que tan pronto nos desprendemos..
Breves, como sus títulos (Perdidas, Di Victoria, Hearthless…), y extraños, como todo lo que sucede tras la puerta de la vivienda que ocupa tu vecino, en la oscuridad del desierto, en la casa del enfermo al que ignoras, en el locutorio de radio, en el cerebro del escritor, en la celda de un convicto.
El libro debería contener una banda sonora. Algunos personajes dan pistas sobre la melodía que suena en sus cabezas.
Te gustarán.


Sinopsis: Primavera de 1519, Cloux (Francia). Leonardo Da Vinci, próximo a morir, hace testamento y lega todos sus bienes excepto uno: el retrato de una misteriosa mujer del que nunca se separa y mantiene protegido de miradas ajenas en un cuarto oscuro. Francesco Melzi, su fiel amigo y discípulo, intrigado por el ignorado destino del cuadro y por el extraño vínculo del artista con la desconocida modelo, decide investigar por su cuenta. Leonardo le sorprende y le revela el secreto que oculta el retrato: en él Da Vinci consiguió crear la primera imagen tridimensional y desvela a Melzi (y al lector) cómo hay que mirarlo para disfrutar de ese efecto. Leonardo irá narrando a Melzi cómo a lo largo de los tres años de la confección del retrato, fue revelando a Lisa Gherardini episodios de su vida que le marcaron profundamente. En este proceso de vaciado ante esta mujer cálida y tierna, el pintor iría descubriéndose a sí mismo, y reconociendo en ella a un alma gemela con quien establece un vínculo que traspasará las fronteras del espacio y del tiempo. Así como el motivo por el que Lisa perdió el habla: la custodia de un secreto que transmitirá a Da Vinci, convulsionando su forma del ver el mundo. Leonardo, finalmente, muere en brazos de Melzi; pero será Battista, su viejo criado, el encargado de dar cumplimiento a su última voluntad: entregar el retrato a quien Da Vinci ha dispuesto y hacer llegar una carta a Lisa Gherardini.  Sin embargo, será Melzi quien durante su visita a Roma descubra un último secreto de Leonardo y Lisa Gherardini; un secreto del que será el único custodio, junto con Rafael Sanzio, reflejado para la eternidad en las paredes del palacio de Belldevere.