Descubiertos en Burren, Irlanda, los restos de un martillo de cuernos prehistórico

Hachas planas de bronce
Crédito: Wikipedia Commons

Según informa el Irish Times la Dra.Marion Dowd, del Instituto Tecnológico Sligo, descubrió el martillo prehistórico junto a los restos de un adolescente, que posiblemente murió mientras buscaba refugio en las cuevas de Moneen, a las afueras de Ballyvaughan. Hecho que la Dra. Dowd califica de «conmovedor».

Las pruebas de radiocarbono realizadas por los expertos al esqueleto hallado en la cueva datan los huesos entorno al siglo XVI o siglo XVII.

Los restos del martillo de cuernos junto al cráneo del esqueleto, fueron descubiertos en junio del año pasado y transportados al Museo Nacional en busca de financiación para la excavación liderada por la Dra. Dowd.

Los resultados del proyecto fueron presentados la semana pasada en la población de Burren Tubber. En la presentación se estableció que las cuevas fueron utilizadas durante la Edad de Bronce y de nuevo a finales del período medieval.

Espadas de bronce micénicas
Crédito: Wikipedia Commons
«El descubrimiento del fabuloso martillo de cuernos es enormemente emocionante. No puedo encontrar cualquier otro paralelismo en la arqueología irlandesa» dijo la Dra.Dowd.

Los cuernos procedían de un ciervo rojo de unos seis años de edad. Y aunque los datos no son definitivos existen bastantes posibilidades de que el objeto sea prehistórico.

Las pruebas de ADN determinarán el sexo del esqueleto, pero de momento se puede afirmar que los restos del adolescente podrían tener entre 350 y 500 años de antigüedad.

Fuente: The Irish Times