Se piensa que los enterramientos hallados en la península de Yamal podrían ser sacrificios rituales.

Yamal

Crédito: The Siberian Times

El yacimiento único de este período en Yamal, compuesto por cuatro cuerpos gravemente enfermos, supone un auténtico rompecabezas para los arqueólogos.

El hallazgo de cuatro tumbas del yacimiento de Yur-Yakha III, perteneciente al siglo XI es diferente a cualquier otra cosa descubierta en esta época en Yamal, dicen los científicos. Dos de los muertos eran mujeres jóvenes de alrededor de 18 a 20 años y todos tenían “enfermedades graves“.

Los cuerpos se encontraron en posición fetal, y al parecer existen evidencia de que podrían tratarse de rituales o incluso sacrificios de estos pueblos nómadas de personas con graves problemas de salud. Se va a continuar con las excavaciones para ver si se pueden encontrar más respuestas al respecto. En los restos masculinos se han descubierto evidencias de haber sido quemado después de su muerte. Algo que no se ha registrado en ningún otro yacimiento similar de la zona.

“Seguro que no hay enterramientos medievales similares en la zona. En Yamal, hemos encontrado principalmente yacimientos en los cuales los muertos están en una posición extendida. En el sitio de Yur-Yaha III la gente está enterrada en posición fetal”

Andrey Plekhanov, del departamento de arqueología del Centro de Investigación Ártica de la región autónoma Yamalo-Nenets.

Podemos estar seguros de que el hombre no murió a causa de quemaduras. Su cadáver fue expuesto al fuego posteriormente. Sus huesos permanecieron casi intactos, el fuego dañó principalmente los tejidos blandos. Por el momento los arqueólogos no sabes el significado ni el motivo de estos enterramientos.

Las enfermedades
Yamal

Crédito: The Siberian Times

El experto médico Evgenia Svyatova, que examinó los esqueletos dijo que los trastornos eran muy típicos para ese tiempo, sin embargo, para cuatro entierros es un gran número de enfermedades… por ejemplo: luxación del hombro, anomalías de los dientes, sinusitis, trauma post-parto. El hombre, entre 45 a 50 años, sufría de hiperostosis – crecimiento excesivo de tejido óseo. De niño, había sufrido un fuerte estrés fisiológico, obviamente como resultado de una hambruna o enfermedad severa. Plekhanov dijo: “Es difícil decir si esto era normal (para el período). Esta gente vivía en condiciones muy duras, estaban desnutridos“.

Dos de las tumbas fueron saqueadas hace siglos, pero en las otras dos ha habido hallazgos importantes.

También se encontraron fragmentos de cerámica de la comida funeraria. Una de las mujeres jóvenes fue enterrada con un brazalete de bronce con una imagen de oso, un cuchillo con un mango de bronce, un yangach (para quitar la nieve de la ropa), un raspador de bronce, colgantes de bronce y plata, un anillo, algún tipo de máscara facial hecha de la piel de animal.

Fuentes | The Siberian Times

Imágenes | The Siberian Times