Investigadores australianos descubren una pieza de hueso diseñada para ser usado como piercing en el tabique nasal de hace 44000 años. Lo que la convierte en la joya de hueso, perteneciente al Homo Sapiens, más antigua hasta ahora conocida.

piercing

Créditos: Sue O´connor

El hallazgo muestra que los primeros seres humanos que llegaron a Australia hace 50.000 años eran tan culturalmente avanzados como sus contemporáneos en África o Europa.

Sue O’Connor, de la Universidad Nacional de Australia en Canberra, encontró el delicado artefacto de 13 centímetros de largo  en un refugio rocoso en la región de Kimberley, en Australia Occidental. El análisis microscópico realizado por su colega Michelle Langley reveló manchas de color ocre rojo y raspaduras en el lado hecho por herramientas de piedra.

¿Herramienta o piercing?

El equipo de O’Connor cree que el hueso es más probable que sea una joya que una herramienta, basada en comparaciones con agujas de costura de los siglos XIX y XX y adornos hechos por indígenas australianos. La forma del artefacto, las manchas de color ocre y los patrones de desgaste se ajustan a los modernos huesos nasales.

Los adornos de huesos para la nariz se usaban comúnmente en Australia hasta hace poco, pero su significado difiere entre los diferentes grupos étnicos, dice Langley. “He conocido a indígenas australianos que recuerdan a sus abuelas con huesos de nariz para ocasiones especiales“, dice. “En algunos grupos, los huesos de la nariz sólo eran usados ​​por los ancianos, pero en otros, no había restricciones, por lo que todos los hombres y mujeres podrían usarlos para que parecer más atractivos“.

Muchas otras culturas en todo el mundo también usaban piercing septales como joyas, y la práctica continúa hoy en día en nuestra sociedades modernas.

La joyería de huesos

Las primeras personas que llegaron a Australia habrían importado la técnica del trabajo en hueso originalmente desarrolladas en África, dice Langley. Técnicas que fueron adaptadas a los huesos de los animales australianos. Los huesos del canguro son duros, fuertes y fáciles de conseguir, lo que los convierte en el reemplazoperfecto para los cuernos y el marfil.

Los huesos se han utilizado como herramientas durante más de un millón de años en África, pero el ornamento de hueso más antiguo identificado en el continente tiene sólo unos 15.000 años. Esto podría deberse a que algunos de los artefactos óseos más antiguos han sido confundidos con herramientas en vez de con adornos, dice Langley.

Las joyas más antiguas
piercing

Créditos: Sue O´connor

El descubrimiento de la tecnología del hueso antiguo en Australia es importante porque reestructura nuestra comprensión de los primeros habitantes, dice Langley. Los hallazgos de herramientas y ornamentos de hueso temprano han sido raros, llevando a la teoría de que los primeros indígenas australianos inicialmente perdieron las habilidades que importaron de África.

Esto demuestra que las primeras personas en Australia eran tan capaces de acciones complejas como sus coetáneos de otras partes del planeta“, dice Ian Lilley de la Universidad de Queensland. “Así que si este artefacto fue utilizado como piercing o para coser pieles, realmente no importa – es una evidencia de un comportamiento complicado.”

Las joyas más antiguas de cualquier tipo, hechas por el ser humano moderno, datan de unos 100.000 años de antigüedad. Se trata de perlas de concha que se han encontrado en yacimientos de África y Oriente Medio que parecen como si estuvieran encadenados juntos para hacer collares.

Sin embargo, nuestros primos, los neandertales, parece que ya fabricaban joyas 80.000 años antes de que el Homo Sapiens llegara a Europa. Las garras del águila encontradas en el yacimiento de Krapina Neanderthal en Croatia, data de 130.000 años.

Fuentes | NewScientist

Imagenes | Sue O´connor