Hoy en iHA hemos recopilado algunas de las herramientas informáticas más innovadoras que se comienzan a aplicar en el campo de la arqueología y la historiografía. Tecnología e historia unidas de la mano.

Naufragios en costa

Crédito:(NASA / USGS Landsat / Jesse Allen / Observatorio de la Tierra de la NASA / Matthias Baeye et al)

Hace unas semanas se anunciaba el desarrollo de un nuevo sistema de bajo coste para detectar restos de naufragios cerca orilla, de acuerdo con un comunicado de prensa de la NASA. Se utilizaron los datos de libre acceso del satélite Landsat y modelos de marea para seguir los penachos de sedimentos que se extienden desde cuatro lugares de naufragios conocidos cerca del puerto de Zeebrugge Bélgica. La suspensión de sedimentos durante el flujo y reflujo de mareas, creando plumas de sedimentos que podrían ser rastreadas en superficie, permitiría a los investigadores encontrar restos de naufragios desconocidos.

Por otra parte investigadores  de la empresa DBpedia han creado un algoritmo capaz de indexar todas las entradas relativas a batallas bélicas publicadas en Wikipedia. La suma de un mapa, DBpedia y Wikidata nos ha regalado el siguiente gráfico interactivo con más de 12.000 batallas localizadas a lo largo de la historia. En el mapa las batallas se encuentran coloreadas según la fecha en la que se produjeron. Al seleccionar una de ellas, se abre un pequeño cuadro de diálogo a través del cual podemos acceder a la fuente referida (ya sea DBpedia o Wikipedia directamente). Por desgracia el sistema no es perfecto. Pese a la exacta localización de muchas de las batallas, la naturaleza autoeditada de Wikipedia provoca que muchas batallas sean inexactas o estén mal localizadas. El algoritmo, por su parte, indexa muchas batallas en el mismo punto al hablar de la región general y no de coordenadas específicas. De hecho, consultados por la propia BBC, muchos historiadores han señalado lo evidente: un Atlas Mundial de las Batallas Bélicas requiere de fundamentos menos arbitrarios como un algoritmo y los designios de los editores de Wikipedia y más trabajo historiográfico. Si bien es cierto que hasta que eso ocurra puede ser una herramienta interesante a tener en cuenta por los historiadores.

Batallas

Crédito: dbpedia

En 2012 el proyecto creado por Johan Åhlfeldt desarrolló una web en el que se puede observar la red de carreteras y ciudades del Imperio Romano: carreteras, ciudades, acueductos y provincias del Imperio en su máxima extensión. Una maravilla. Åhlfeldt se valió de diversos recursos para crear el mapa digital del Imperio Romano más exhaustivo y completo de la red. Por un lado, consultó la amplia colección de lugares y vías seleccionada por el Barrington Atlas of the Greek and Roman World, publicado en el año 2000. Por otro, se valió de la base de datos del proyecto DARMC, dedicado a mapear las civilizaciones del pasado. Con esa información, creó el mapa.

Y para los amantes de los mapas antiguos el motor de búsqueda de mapas históricos OldMaps. OldMapsOnline se desarrolló a partir de un amor por la historia y el patrimonio de los mapas antiguos. El proyecto comenzó como una colaboración entre Klokan Technologies GmbH, y el Proyecto SIG de la Universidad de Portsmouth. Desde enero de 2013 es un proyecto mejorado y mantenido por los voluntarios en su tiempo libre. Actualmente cuenta con una base de datos de más de 400.000 mapas. El sitio web ha sido creado por Klokan Technologies GmbH , especializada en la publicación de mapas en línea y en las aplicaciones de software de código abierto. Su objetivo es demostrar una combinación de herramientas para la publicación de mapas históricos enfocados en su fácil accesibilidad para el público en general. La web está optimizado para los motores de búsqueda con GeoSEO impulsados por datos enlazados, y también expone datos estructurados. La tecnología y la experiencia de este proyecto se pueden aplicar en otros proyectos por encargo.

Red de Carretera

Crédito: Pelagios

Y por último para aquellos que se preguntan quién descubrió qué en el pasado, encontramos este mapa en Google Maps. La propaganda inglesa nos contó una y otra vez que Cook descubrió Australia, Nueva Zelanda, Hawaii y multitud de islas del pacífico sur, aunque todos estos territorios ya habían sido descubiertos por españoles y portugueses siglos antes de que los ingleses navegasen por esas aguas. Y no es de extrañar, porque para cuando Cook llegó al Pacífico, los navegantes españoles llevaban doscientos años haciendo la travesía entre Acapulco y Manila. Era tal el dominio español sobre el Pacífico que el investigador australiano Oskar Spate llegó a llamarlo Spanish Lake. Pero durante siglos los historiadores ingleses se han encargado de exagerar sus logros como nación. Primero a través de la literatura y luego a través del cine y la televisión han conseguido que personas de todo el mundo den por ciertas grandes mentiras históricas que los favorecen. Este mapa nos ayuda a descubrir quiénes fueron realmente los primeros en llegar a aquellos territorios inexplorados del planeta.

Imagenes | archaeology.org, dbpedia, pelagios Fuentes| magnet.xataka.com, wiki.dbpedia.org, pelagios.dme.ait.ac.at, oldmapsonline.org, google.com/maps