Restos de Pirámide

Crédito: LiveScience

Los restos de 16 pirámides, en cuyos basamentos se han encontrado tumbas enterradas, han sido descubiertas en un cementerio cerca de la antigua ciudad de Gematon en Sudán. Su origen se remonta alrededor de 2.000 años, a un tiempo en un reino llamado “Kush” floreció en Sudán. La utilización de pirámides era my común entre los kushitas. Construcciones que emplearon hasta que su reino se derrumbó en el siglo IV.

Hasta ahora, hemos excavado de seis construidas en piedra y 10 de ladrillos de barro

Derek Welsby, Museo Británico de Londres, y su equipo han estado excavando en Gematon desde 1998.

La pirámide más grande encontrada en Gematon constaba de 10,6 metros de largo en cada lado y unos 13 m de alto. Los individuos ricos y poderosos de la sociedad kushita construyeron algunas de las pirámides, pero “son sólo pertenecían a entierros de la élite superior”, sino que las clases más modestas también utilizaban este tipo de construcciones. De hecho, no todas las tumbas en el cementerio tienen pirámides: Algunos están enterrados debajo de las estructuras rectangulares simples llamadas “mastaba“, mientras que otras están cubiertas con montones de rocas llamadas “túmulos“. E incluso algunas tumbas no tienen marcadores de entierro.

En una de las tumbas, los arqueólogos descubrieron una mesa de ofrendas de bronce. Tallado en ella se encuentra una escena que muestra a un príncipe o sacerdote ofreciendo incienso y libaciones para el dios Osiris, el gobernante del inframundo. Detrás de Osiris se observa a la diosa Isis, que también se muestra vertiendo libaciones a Osiris. Aunque Osiris e Isis son dioses originarios del panteón egipcio, también fueron venerados en Kush, así como otras partes del mundo antiguo. La mesa de ofrendas “es un objeto real,” dijo Welsby. Lo que indica que la persona enterrada con esta mesa “debe haber sido alguien muy alto nivel en la familia real.” A pesar de que la mayoría de las tumbas han sido saqueadas, algunas de ellas todavía escondían secretos. La única tumba con una pirámide que sobrevivió intacta contenía 100 cuentas de fayenza (loza / tipo de cerámica) y los restos de tres bebés. El hecho de que los niños fueron enterrados sin tesoros de oro puede haber disuadido a los ladrones de robar la tumba, añadió el investigador británico.

Relieve Osiris

Crédito: LiveScience

El reino kushita controlaba una vasta cantidad de territorio en Sudán entre el 800 a.C. y el siglo IV d.C. La razón más importante de la caída del reino es que los gobernantes kushitas perdieron varias fuentes de ingresos. Las rutas comerciales ligadas al Nilo que habían enriquecido a los gobernantes kushitas durante siglos cambiaron su itinerario. Como resultado, Kush perdió sus beneficios económicos. Esto unido al deterioro de la economía del Imperio Romano, que fue drenando el comercio con el Imperio deteriorando aún más la debilitada economía kushita. La perdida de riqueza quedó ligada a la capacidad de gobernar de sus líderes. Gematon fue abandonada y con ello la construcción de pirámides en todo Sudán cesó. Las arenas del tiempo cubrieron bajo las dunas tanto la ciudad como las pirámides.

Fuentes| Livescience, BlogaboutHistory

Imagenes| Livescience