Carta del soldado egipcio

Carta del soldado egipcio
Crédito: Archeology

Descifran la carta de un soldado egipcio, llamado Aurelio Polion, el cuál servía como voluntario en la legión romana Legio II Adiutrix en la actual Hungría hace más de 1800 años. En la carta, escrita principalmente en griego, Aurelio suplica a su familia que le hagan llegar noticias suyas. Su desesperación es tal que incluso está dispuesto a pedir permiso para regresar a casa.

Dirigido a su madre (una panadera), hermana y hermano, parte de ella se lee: «Rezo noche y día para que usted tenga buena salud, y siempre me inclino ante todos los dioses en su nombre, no ceso de escribirle, pero usted no me tiene en mente«, se puede leer. «Estoy preocupada porque a pesar de que ha recibido cartas mías a menudo, nunca me ha respondido…» (parte del escrito no ha sobrevivido.)

El dorso de la carta contiene instrucciones para el transportista. La carta fue entregada a un veterano militar, cuyo nombre puede haber sido Acucio León, para que se la llevase a la familia de Polion. Aunque el Imperio Romano tenía un sistema postal militar, parece que Polion decidió confiar el veterano León en su lugar.

Al parecer Polion decía que había escrito seis cartas a su familia sin respuesta, lo que sugiere algún tipo de tensiones familiares. «Mientras estuve en Panonia envié (letras) a usted, pero me tratas como a un extraño», escribe. «Voy a obtener el permiso de las autoridades consulares, y yo acudiré a vosotros para que sepáis que yo soy tu hermano…»

Yaimiento de Tebtunis

Yaimiento de Tebtunis
Crédito: LiveScience

La carta fue encontrada fuera de un templo en la ciudad egipcia de Tebtunis hace más de un siglo por una expedición arqueológica dirigida por Bernard Grenfell y Arthur Hunt. Encontraron numerosos papiros en la ciudad y no tuvieron tiempo para traducir todos. Recientemente un candidato doctoral, llamado Adamson en la Universidad de Rice, asumió la tarea de traducir el papiro. Adamson no está seguro de si la familia del soldado respondió a sus súplicas, o si Polion consiguió verlos (que es poco probable), pero parece que esta carta sí llegó a casa. La situación descrita en esta carta, un joven que sirve como voluntario en una unidad militar lejos de casa, que frente a las tensiones con su familia solicite un permiso para verlos suena como algo que sucede en las fuerzas armadas de hoy en día. Aunque Polion habría tenido que viajar más de un mes para llegar Tebtunis desde Panonia Inferior. La carta se encuentra ahora en la Biblioteca Bancroft de la Universidad de California, Berkeley.

Fuente| LiveScience, Archeology