cabecerapekehistoriadinosau

 

Siempre, amigos, me fascinaron estos animales y no quería dejar pasar la ocasión de hablaros de ellos, para eso iré con la máquina del tiempo al pasado y allí muy cerquita os los mostraré. Espero que después penséis que son tan sorprendentes como a mí me lo parecen.

Pangea Crédito: Wikipedia

Pangea
Crédito: Wikipedia

Antes os voy a hacer una pequeña introducción. Vivieron en nuestro planeta hace millones de años, mucho antes de que hubiera gente en la Tierra. Entonces solo existía un continente llamado Pangea. La época en la que vivieron los dinosaurios se le ha llamado Era Mesozoica. La llaman también Era de los Reptiles, ya que pertenecen a la misma familia, de hecho la palabra dinosaurio significa lagarto terrible, aunque algunos quizás no lo parezcan tanto. Por si no os acordáis, os recuerdo que los dinosaurios son ovíparos, es decir que nacen de huevo y son de sangre fría. Los dinosaurios fueron unos animales extraordinarios, los había carnívoros y otros herbívoros. Algunos fueron increíblemente grandes, gigantescos pero también los había pequeños. Existieron dinosaurios que tenían plumas, otros tenían cuernos, garras, picos e incluso una especie de armadura. La mayoría tenía una piel muy dura y escamosa. Todos tenían cuatro patas, aunque los había que solo andaban con las traseras y otros que indistintamente usaban las cuatro  o solo las dos de atrás.

La vida en el Jurásico Crédito: Wikipedia

La vida en el Jurásico
Crédito: Wikipedia

Esta era se la dividió para su estudio y por sus características en tres periodos, el Triásico, Jurásico y Cretácico, durando un total de 165 millones de años, que son los que vivieron los dinosaurios hasta que  se extinguieron misteriosamente.

Ahora sí comenzaré el viaje, ¡allá voy!

¡Chuf-chuf, crat-cronch, pataplás!

Creo que a esta máquina le hace falta un poco de aceite, ¡menudos ruidos tiene! Pero ¿qué ven mis ojos?, ¡vaya maravilla! La Tierra es muy diferente en estos tiempos, pero está  hermosa y como era de esperar no hay humanos, llegasteis muuuuucho después. He aterrizado con la máquina a mediados del Triásico que es el periodo más lejano, cuando comienzan a aparecer los primeros dinosaurios que evolucionaron a partir de los Tecodontos. ¿Cómo, no sabéis que son? Pues eran unos reptiles muy parecidos a los cocodrilos.

Coleophysis. Crédito: Wikipedia

Coleophysis. Crédito: Wikipedia

¡Si que hace calor aquí! Me encuentro cerca de unas colinas, junto a un pequeño río y un bosque de árboles que parecen pinos y secuoyas, también hay muchos helechos. Estoy viendo un grupo de dinosaurios, son los llamados, Coleophysis. Son carnívoros y alguno de ellos llega a medir tres metros. Son muy rápidos corriendo, será porque los  huesos de sus patas son huecos y porque son delgados. Se les ve muy ágiles y están comiendo pequeños lagartos.

¡Chuf-chuf, crat-cronch, pataplás!

Han pasado miles de años más y ahora hay un número muy grande de dinosaurios. Es el periodo llamado Jurásico. Hay una vegetación más abundante, menos desiertos y es que los mares han avanzado hacia la tierra provocando un clima más húmedo y próspero para que crezcan más plantas. Hay grandes llanuras surcadas por ríos y arroyos. Enormes árboles y helechos.

Diplodocus.Crédito: Wikipedia

Diplodocus. Crédito: Wikipedia

¡No os podéis imaginar lo que estoy viendo! Hay muchos dinosaurios y son inmensos, enormes. Están comiendo grandes cantidades de hojas. Uno es muy llamativo, a pesar de su gran tamaño, yo calculo que más de 25 metros de longitud, se pone a andar apoyándose solo en las patas traseras y así alcanza más fácilmente las hojas de las ramas más altas. Tiene un cuello larguísimo y fino, al igual que su cola y su cara en comparación a su enorme cuerpo es muy pequeña, tiene un aspecto muy bonachón, es un Diplodocus. Es uno de mis preferidos.

Ceratosaurus Crédito: Wikipedia

Ceratosaurus
Crédito: Wikipedia

Dentro del río veo también al Camarasaurio que es un poco más pequeño que el Diplodocus, pero que tiene un cuerpo parecido aunque menos delgado. Muy cerca hay también varios Braquiosaurios, tienen una cola más corta que los otros y una especie de joroba en la cabeza. Son todos muy tranquilos y están muy relajados comiendo y bebiendo, aunque me temo que va a durar poco este sosiego. He visto escondidos detrás de unos troncos caídos a dos Ceratousarios, miden alrededor de seis metros, son muy ágiles y unos feroces carnívoros. Tienen una cabeza muy grande con tres pequeños cuernos, cuando uno se le desgasta les sale otro. Creo que se  están disponiendo para comer y no me apetece verlo y aunque esta época es fascinante prefiero irme. ¿Me acompañáis?

¡Chuf-chuf, crat-cronch, pataplás! ¡Chuf-chuf, crat-cronch, pataplás!

No sé si llegaré de vuelta, cada vez suena peor. Ahora estoy en el Cretácico. Hay una vegetación abundante y sobre todo plantas con flores. ¡Vaya y demasiados insectos! Espero que no piquen.

Baryonyx Crédito: Wikipedia

Baryonyx
Crédito: Wikipedia

Estoy viendo un lago y en él hay un grupo de Iguanadontes comiendo de los cañaverales de las orillas.  Miden unos 12 metros de longitud y son muy pesados, se ponen a andar de forma alternativa a dos patas o con las cuatro. No muy lejos hay un Baryonyx que acaba de coger con sus potentes garras, como si fuera un oso, un gran pescado que ya está en su boca. Es de los pocos dinosaurios que se conocen que comían pescado.

Pangea, se ha ido separando formándose los continentes actuales y en cada uno de ellos se ha ido diversificando la fauna y la flora. Muchas de las plantas ya eran como las actuales. Está llegando el final del periodo Cretácico y es ahora que nos encontramos con los dinosaurios más extraños. Por ejemplo acabo de ver a un Euoplocephalus. Tiene un caparazón muy duro cubierto por puntiagudas astas, como cuernos, y su cola es una auténtica cachiporra, espero que no me vea y se enfade conmigo, seguro que con lo blandito que soy, con un porrazo de su cola quedaría esparcido por el suelo todo mi relleno.

Extremo de la cola del Euoplocephaulus Crédito: Wikipedia

Extremo de la cola del Euoplocephaulus
Crédito: Wikipedia

Otro increíble que seguro que os gusta es el Triceratops, tiene tres cuernos en la cabeza, dos de ellos bien largos, se parece un poco a un rinoceronte, seguro que éste lo conocíais. Me temo que de nuevo ha llegado un carnívoro, en este caso es el impresionante y enorme Tiranosaurio Rex, y la verdad es que aunque estoy escondido y no me puede ver, impone muchísimo y tampoco quiero ver cómo va a atacar al Triceratops. Además me parece que está ocurriendo algo extraño, de repente hay mucho silencio, demasiada calma.

¡Oh, en el cielo, se aproxima a una enorme velocidad! ¡Es un gigantesco meteorito! Será mejor que me vaya o me extinguiré junto con los dinosaurios.

Meteorito cayendo Crédito: webefecto.com

Meteorito cayendo
Crédito: webefecto.com

¡Chuf-chuf, crat-cronch, pataplás!

¡Vaya, por fin en casa! Este ha sido un viaje con muchas emociones. He disfrutado mucho y ha sido estupendo poder ver a esos increíbles animales tan de cerca, pero me da mucha rabia que se pierdan. Al menos nos quedan los museos donde podemos ver sus representaciones y podemos seguir aprendiendo de ellos, de su forma de vida. También hay muchos libros y películas por si os han quedado ganas de averiguar más detalles de la vida de estos fascinantes animales.

En mi página de Facebook, Pantapa en Pekehistoria, os pondré algunos dinosaurios para colorear y alguna actividad con ellos de protagonista.

Vuestro amigo, Pantapa

Bibliografía| El gran libro de la vida en la Prehistoria, editorial Susaeta

En colaboración con iHistoriArte| Pepa González Ramírez

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse