Sección: ‘PekeHistoria’
 
Papá Pantapa.
Crédito: Pepa González�
Hola amigos de Pekehistoria, de nuevo aquí con vosotros para charlar un ratito. No sé si os habéis preguntado alguna vez dónde vivo yo. Ya sabéis que soy un espantapájaros, pero no pertenezco a ese mundo vuestro que llamáis real. Vivo en páginas de cuentos y también en pantallas de ordenador, soy un ser mágico y por eso puedo contaros cosas del pasado y hablar con personas que ya no están. Donde más me gusta estar es en los campos, será porque no puedo olvidar que nací espantapájaros y es curioso porque a mí las aves me encantan, son muy buenas amigas mías y para nada huyen de mí. Me gusta contemplar el cielo estrellado, es inmenso y precioso, es fácil comprender que somos muy pequeñitos de tamaño, pero también que nuestra existencia es pura magia. Aunque me siento muy bien en la naturaleza, al aire libre, llegan algunos momentos que me apetece recogerme y entonces me voy a mi casa. Es una cabaña hecha con troncos de árboles, con su tejado inclinado. Tiene una chimenea para cocinar y pasar las horas de frío. ¡Eso sí, con cuidado de no quemarme!
Belén en una calabaza.
Colección familia Basanta Martín
Ahora os hablo sentado junto al fuego, afuera hace mucho frío. Aquí es donde hace mucho tiempo se recogían las familias para escuchar los cuentos que sus mayores narraban.  Como estamos en Navidad  he pensado hablaros sobre algunos detalles sobre esta fiesta que tal vez desconozcáis.
Debéis saber que no en todas partes del mundo se celebra y en donde lo hacen, hay diferencias entre unos lugares y otros.
En los países donde tienen como religión el cristianismo es donde se celebra esta festividad, ya que con ella se festeja el nacimiento de Jesús, que como sabréis, ocurrió un 25 de diciembre, en  un pesebre,  en la ciudad de Belén. Por eso, en la mayoría de las  casas de esos lugares se coloca un belén o nacimiento. Puede ser que vosotros pongáis el vuestro y si no, los habréis visto,  ya que se colocan en muchos sitios. En ellos hay figuritas que se asemejan a como se vivía en aquella época y en aquel lugar. Hay pastores con sus rebaños de ovejas, de cabras, personas que hacen sus trabajos con sus herramientas, suele ponerse también un río con patos, un molino, algunas casitas y como figuras principales Jesús en su pesebre y sus padres, María y José, sin olvidarnos de la estrella sobre el pesebre que guió a los Tres Reyes Magos. Estos venían en sus camellos y traían  al niño regalos, aunque no eran juguetes, sino oro, incienso y mirra. ¿Si pudieras qué le llevarías tú?
Belén en una “guagua”, Perú.
Colección familia Basanta Martín
En muchos países de América Central y del Sur, tienen por costumbre no colocar la figura del niño hasta el mismo día de su nacimiento, el 25 de diciembre. Sus belenes, como están adaptados a su cultura, son muy diferentes a los que estamos acostumbrados a ver; son muy vistosos y coloridos ya que sus figuras van vestidas con los trajes propios de allí. En México las colocan dentro de calabazas y en Perú los hay montados en una “guagua”, que es como una furgoneta pero muy peculiar, también los colocan sobre canoas. Son realmente curiosos.
Crédito: Belenes de Cracovia
En Polonia, en concreto en la ciudad de Cracovia, realizan exposiciones  de nacimientos en una de sus plazas más céntricas. Están hechos por personas adultas y también niños. Son muy llamativos porque utilizan pinturas metalizadas y doradas. Las figuras, que están colocadas en edificios majestuosos con torres muy esbeltas,  suelen realizar movimientos. Os he puesto un vídeo, que aunque está en otro idioma podréis ver esto que os cuento.
En otros lugares aún siendo cristianos  no se ponen belenes. Su tradición, que viene también de mucho tiempo atrás, es colocar un árbol, un abeto bien natural o artificial, con bolas y espumillón. En un principio no eran bolas sino manzanas, también se colocaban lazos y velas. Tienen además, una figura singular, que seguro que conocéis, un señor mayor de pelo y blanca barba, regordete, se llama Santa Claus o Papá Noel. El que seguro que conocéis va vestido con un traje muy llamativo de color rojo y adornos en blanco, y es típico de América del Norte,  pero no en todos los países va con ese traje.
Papá Noel.
Crédito: Pepa González
Posiblemente en estos días festivos, pasearéis por las calles de vuestras ciudades y pueblos y podréis ver la decoración que también se hace en ellos con muchas luces con formas de estrellas, bolas, ángeles, árboles y muchas más. También escuchareis y a lo mejor cantareis, los villancicos, tradicionales en Portugal, Latinoamérica y España. Son canciones populares con mucha rima donde los protagonistas suelen ser los personajes del belén y tienen estribillos tan pegadizos como éste: …”pero mira como beben los peces en el río, pero mira como beben por ver a Dios nacío”.
Árbol navideño.
Crédito: Pepa González
Sé que para vosotros, una de las mejores cosas que suceden en estos días, es la cabalgata de los Reyes Magos, el 5 de eneroy sobre todo el despertar al día siguiente para comprobar si os han dejado algún juguete. Es por eso  que mi deseo  es que a todos, a todos los que me leéis y a los que no, a niños y niñas, de piel clarita y también oscura, a los de ojos rasgados, a los que tienen alas chiquitas e invisibles, a los que tienen rabo de diablillo, el pelo ensortijado o de color anaranjado…Los Reyes Magos o Papá Noel os traigan un regalo especial.
Espero también que paséis unos días muy bonitos en compañía de vuestra familia y amigos y que el próximo año sigáis visitándome.
Vuestro amigo Pantapa
Como siempre, os recuerdo que en mi página de Facebook, Pantapa en PekeHistoria, os pondré alguna actividad divertida.
Recursos educativos:
En colaboración con iHistoriArte| Pepa González Ramírez
Síguenos también en: FacebookTwitter o Google+