Sección: ‘PekeHistoria’

‘La Historia del Vestido’ para los más pequeños
Panatapa
Crédito: Pepa Gonzalez
 
Hola amigos mi nombre es Pantapa. Soy un espantapájaros muy curioso, y es por eso que me interesa tanto la historia. Mis amigos me pidieron que les mostrara qué tenía de divertido lo de husmear en el pasado, por eso he decidido escribir sobre diversos temas que a mí me sorprendieron.
 
         El primero del que os voy a dar unas ideas, es sobre los vestidos y sus cambios a lo largo de las diferentes épocas. Lo que en principio suponía proteger el cuerpo de los cambios climáticos se llegó a convertir en una forma de distinción de clases, es decir los que eran trabajadores, de los que eran ricos, o tenían cargos oficiales.
 
En la Prehistoria
Atuendos de la prehistoria
Crédito:Berta E. García Lorenzo
Durante el periodo llamado prehistoria, los hombres y las mujeres cubrían su cuerpo echándose por encima las pieles de los animales que cazaban. Los sujetaban con otros trozos más finos como cinturón. A medida que fueron haciéndose más hábiles, usaron los huesos de esos mismos animales para hacer útiles que les servían a modo de aguja, otros para cortar,  como hilos, usaban los tendones y fibras vegetales.
 
En el Antiguo Egipto
         Dependiendo de la zona donde vivían, las ropas eran  livianas o iban muy cubiertos con prendas gruesas. Así en el norte de África, en Egipto, apenas se cubrían el cuerpo y el tejido más utilizado, el lino, lo era precisamente por su ligereza y frescura. En los pies, sólo en ocasiones, utilizaban sandalias elaboradas con hojas de palma. Los hombres llevaban perizoma, un paño que cubría sus genitales. Las mujeres solían llevar túnicas transparentes llamadas kalasirisque se sujetaban debajo del pecho, también llevaban a modo de ropa interior un pequeño perizoma. Como curiosidad os digo que se pintaban los ojos de negro con un producto que se llama khol.
 
Abrigados para pasear en trineo
Crédito:Berta E. García Lorenzo
En el Ártico        
En cambio en el Ártico debían ir con muchas ropas puestas. Los hombres y las mujeres utilizaban trajes muy parecidos. Pantalones llamados nannuk, abrigos con capuchas, botas y guantes. Utilizaban sobre todo las pieles de caribú, foca y oso. Y aunque os parezca increíble en primavera y para protegerse los ojos del sol, llevaban unos anteojos de madera con unas rendijas para poder ver.
 
En Asia
Cada país ha desarrollado diferentes formas de atuendo influido por su cultura y los materiales que tenían a su alcance para hacer los tejidos.
En el continente asiático hay zonas con unas prendas muy vistosas y llamativas. En China, por ejemplo, llevaban una prenda llamada qipao, tanto los hombres como las mujeres. Es un vestido de una sola pieza, recto y con una abertura lateral que lo hacía muy cómodo de poner. La tela que tradicionalmente usaban para su fabricación era la seda. Llevaban estampados con motivos de la naturaleza y de la mitología china. En invierno como abrigo utilizaban prendas acolchadas que son un invento de ellos.
 
Escena de ‘la ceremonia del té’ en una casa japonesa
Crédito:Berta E. García Lorenzo
Japón es otro de esos lugares de los que los vestidos son tan peculiares. Utilizaban el kimono, una especie de chaqueta larga, abierta y sujeta en la cintura por una faja. También usaban la seda como material, sobre todo para los kimonos realizados para fiestas y grandes ocasiones. Para los de diario empleaban el algodón. Como calzado, getas, que son unas chanclas de madera. Se las ponían con calcetines, los tabi que llevan sólo una separación para el dedo gordo. Las mujeres los llevaban de color blanco y los hombres negros.
 
En la India, otro país de Asia, las mujeres usaban camisa ajustada y falda con vuelo y sobre ellos el sarique mide entre cinco y seis metros de largo. Se lleva alrededor del cuerpo y como velo. El hombre llevaba el dhoti, una prenda rectangular también muy larga que se sujetaba en la cintura y se pasaba entre las piernas. Sobre él una túnica y un turbante. Las telas usadas eran el algodón, la seda y la gasa.
 
En Europa
En nuestro continente, Europa, también  ha habido atuendos muy especiales. En Grecia, hombres y mujeres, utilizaban el quitón, una túnica hecha de una sola pieza. La mayoría de los hombres las llevaban cortas y las mujeres largas. Se sujetaban en los hombros con hebillas y se ceñían con un cinturón. Por encima se colocaban una especie de capa. Como calzado, unas sandalias sujetas con tiras a los tobillos.
 
Navegando en un barco vikingo
Crédito:Berta E. García Lorenzo
Más al norte, en Noruega, ‘el país de los vikingos’, las mujeres vestían un vestido largo, de lino o lana, cerrado. Sobre él se colocaban una especie de delantal corto y que se sujetaba delante de los pechos con broches. En el pelo se ponían un pañuelo. Los hombres usan pantalón y camisa de lino, amplia y con cinturón. Por encima una capa de lana sujeta en un solo hombro y gorro de fieltro. Llevan zapatos de una sola pieza que se abrocha en los tobillos.
 
De España he elegido para comentaros la Edad Media. En esta época, las mujeres, llevan el brial, una especie de túnica hasta los pies con unas mangas muy ajustadas. Encima se colocaban el pellizón con unas mangas que se ensanchaban en las muñecas. Siempre llevaban la cabeza cubierta, muchas veces con una sola pieza que les cubría también el cuello y el pecho. Encima colocaban un sombrero. Los hombres también usaban el brial pero corto, pantalones o calzas que le servían como calzado. Era muy popular una capa con abertura para la cabeza y con capucha.
 
Un jardín de la Francia del s.XVIII
Crédito:Berta E. García Lorenzo
Y si todo lo que os he ido diciendo os ha parecido curioso, el siglo XVIII en Franciafue de lo más extravagante. Las mujeres usaban vestidos muy adornados. Para darles mucho vuelo, llevaban miriñaquesque estaban hechos con aros y les ponían unos cojines para poder colocar luego los brazos sobre ellos. También debajo usaban corpiños muy ajustados para sujetar los pechos y el talle. Pelucas y sombreros de formas diversas, adornados con lazos, plumas y puntillas. Como zapatos, chinelas de seda con tacones muy altos. Los hombres se colocaban una camisa con encajes en los puños, un chaleco sin mangas, abotonado y sobre él una casaca con las mangas más cortas para que se pudieran ver los encajes de la camisa. Unos calzones hasta las rodillas y medias que usaban de diferentes colores. Llevaban corbatas de encaje y a menudo pelucas. Como sombrero, el tricornio. Los zapatos tenían tacones y estaban adornados con grandes hebillas.
En Oceanía
Para terminar os hablaré de los atuendos de un país llamado Nueva Zelanda que es una isla que forma parte de Oceanía. Allí, hace muchísimo tiempo, aunque aún hoy se los ponen para festejos, las mujeres usaban una falda hecha con tubos sacados del lino, llamadas piupiu. Por el torso se colocaban un top o blusa con dibujos geométricos. Los hombres también usan piupiu, pero más corta y alrededor de la cintura una banda ancha, a modo de cinturón. Solían tatuarse todo el cuerpo con líneas curvas, especialmente la cara. En cambio ellas, sólo llevan en la zona de la boca y el mentón.
 
Bueno amigos os dejo porque he sentido curiosidad por otro tema y voy a ir a investigar. Hasta nuestro próximo encuentro.
 
En colaboración con iHistoriArte| Pepa González Ramírez
 
Recursos educativos y Bibliografía
Pepa González Ramírez y Berta E. García Lorenzo, Los Recortables de Rita y Rubén, editorial GEU.
Melissa Leventon, Vestidos del mundo, editorial Blume.
María Luz Morales, El vestido a través de los tiempos, editorial Teide.
Pepa González Ramírez y Berta E. García Lorenzo, Vestidos del Mundo, editorial GEU.
 
Síguenos también en: FacebookTwitter o Google+